Alexandra en coral

Cada vez que recibo a una clienta nueva me lleno de emoción, no lo puedo evitar.

Primero por la confianza que depositan en mi, las chicas solemos no dejar suelto ningún detalle en cuanto a atuendos de boda se refiere. Yo afronto el reto con responsabilidad y gratitud, tratando de hacer mi trabajo perfecto hasta el mínimo detalle.

Segundo porque me encanta lo que hago, conocer a la persona, ver su carácter y estilo,  diseñar un tocado acorde a ella. Que el resultado sea justo lo que ella estaba buscando, que valore el trabajo y se vaya del taller de Pepa satisfecha y encantada.

Y por último, y más importante, he de reconocer que aun me gusta más cuando dicen aquello de…”¡es que no me he puesto un tocado nunca!”. Aflora entonces en mi un estallido de adrenalina ¡¡un bautismo “tocadil“!! Su primera experiencia debe ser perfecta, ya que de lo contrario puede no volver a usar tocado nunca…menuda responsabilidad.

Con Marina me paso una mezcla de todas. Era una clienta nueva, que buscaba algo para la boda de una de sus mejores amigas a la que asistía como testigo y además era la primera vez que lucía un tocado.

Fue una gozada trabajar para ella, congeniamos muy rápido y nos entendimos a la perfección, con los inconvenientes de que contactó conmigo estando yo de vacaciones, pero finalmente creo que Pepa volvió a dar en el clavo.

Este modelo seguramente os recuerde a Mrs Kellerman´s. De hecho fue nuestro punto de partida, pero había que buscar una alternativa a la flor, ya que si recordáis, en ese modelo la flor nos la dio la clienta.

Para Marina buscamos unas en el color coral de su vestido en organza y tul y otra de menor tamaño en rosa palo para romper un poco con la monocromía de su espectacular look.

¿Que os parece?

¡Fantástica!

Precio: 88€

Anuncios

Laudina: reminiscencias de los años 20 con un aire muy actual

Os presentamos el modelo Laudina. Una delicada cinta que bordea la cabeza, cuya base es de rafia con motivos dorados. Adornan el centro una cinta de grosgrain en coral oscuro  y sobre ella una más fina de lazo de raso en verde agua muy clarito. Sobre el lateral una lazada de la cinta de rafia de la base.

Un tocado con reminiscencias de los años 20 pero a la vez con un aire muy actual.  Cómodo y muy ponible, un resultado ideal ¿verdad?

Precio: 40€